Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
{{dayName}} {{day}} de {{monthName}} de {{year}} - {{hour}}:{{minute}} hs.
Dólar (BNA): $184,25 / $192,25
Dólar Blue: $382,00 / $386,00
Dólar CCL: $353,83 / $372,47
Opinión

Derechos humanos en Antofagasta de la Sierra, el impuesto a la pobreza, Raúl Jalil, el Papa Francisco y el crimen de Rojas

Editorial
Paraje Las Quinuas (Antofalla) abandonados
Derechos Humanos

Mientras en Antofagasta de la Sierra se violan los derechos humanos en forma sistemática y continuada, el primer mandatario da muestras de su inhumana performance haciendo alarde de proyectos fastuosos y anuncios grandilocuentes, todos vacíos de contenido, porque la realidad de la provincia es agobiante y mucha gente está sufriendo más de la cuenta. Esta forma de proceder no es nueva. Por el contrario, ha sido la característica de todo su gobierno, incluso con un menosprecio hacia las instituciones pocas veces visto, que lo hicieron entrar en la historia de Catamarca por el patio trasero, al eliminar de un plumazo el Consejo de la Magistratura, con la anuencia de la oposición, boba o socia.

El abismo entre el ser y el decir

El exhibicionismo impúdico que hace Jalil de su gestión como gobernador de Catamarca resulta lamentable. Hace uso del avión sanitario como si fuera un taxi aéreo, mientras en algunas zonas de la provincia, sobre todo en las más remotas, mucha gente muere de cáncer sin recibir atención médica de ningún tipo. Viaja a Buenos Aires y al exterior como si fuera que va al almacén de compras. La señora de la foto y del video tiene cáncer y nunca recibió asistencia. 👇

La señora de la foto tiene cáncer sin tratar
La señora de la foto tiene cáncer sin tratar

¿Regalar un Rosario al Papa? ¿Qué sentido tiene la oración para él? ¿habrá rezado el Santo Rosario alguna vez en forma voluntaria? ¿O sólo son gestos materiales carentes de contenido espiritual? ¿Sabrá qué es el amor al prójimo? La verdad es que invitar al Papa a Catamarca es más que nada, una tomada de pelo a la inteligencia emocional. ¿Es o se hace? Creemos que el corazón de Jalil está a muy lejos de las necesidades del pueblo y entre el ser y el decir del primer mandatario hay un abismo. En el punto ¿Sabrá el Papa Francisco que, en Catamarca, un intendente y una senadora son empleados de las empresas mineras con la venia de Jalil y la oposición, salvo una excepción?

Vehículos del municipio trabajando para proyecto minero
Vehículos del municipio trabajando para proyecto minero
La inflación mata

Se sabe que la inflación, la alta inflación que el Frente de Todos fomentó desde el primer día en el poder, que hoy está empobreciendo a todos por igual (ese es uno de sus objetivos) es el impuesto más injusto a la pobreza. Que seamos todos pobres es el “plan de gobierno” del Socialismo del Siglo XXI, el Castro Chavismo-comunismo. Esta semana tendremos que escuchar a los enemigos de la democracia, el discurso del pobrismo, los dictadores chavistas, violadores seriales de los derechos humanos, cristianos de pico, besadores de vírgenes, abortistas, hablar de inclusión y de pobreza, pues aquí tienen en nuestra provincia una pincelada de la realidad de socialismo del Siglo XXI que apoyan Raúl Jalil, Lucía Corpacci, Gustavo Saadi y Rubén Dusso y muchos amigos disfrazados de opositores. Invitamos a nuestro lectores a ver la galería de fotos. El peronismo auténtico no es eso, que quede claro.

Taritolay y la Retro excavadora para las empresas mineras
Taritolay y la Retro excavadora para las empresas mineras

Se enriquece la burguesía en el poder con todo tipo de actos de corrupción. Como decíamos más arriba, en Antofagasta de la Sierra, el departamento más extenso y el menos poblado de toda la provincia, donde la superficie total es de 28.079 km² y la población según datos estadísticos, es de 1.601 habitantes, Julio Taritolay y Norma Reales, intendente y senadora, representan el partido de la corrupción, lo de “Juntos por el Cambio” es un eufemismo, ya lo hemos dicho en otros editoriales.

Ellos, los supuestos representantes del pueblo, practican el nepotismo en forma intolerable, son angurrientos, ausentes, exhibicionistas, impúdicos y verdaderos dictadores carentes de sentido humanitario. Son déspotas y tratan al pueblo de la peor manera, como si fueran animales. Pareciera que el objetivo que se han propuesto es la extinción total de los pobladores o que se vayan todos de ahí, de una tierra llena de riquezas para pocos y dejen de estorbar a los corruptos, así pueden hacer sus fechorías solos.

Quieren ser los más ricos del cementerio y si siguen así, lo lograrán. A propósito, el Papa Francisco, al que tanto admiran, dijo una frase que sería bueno que supieran: “la mortaja no tiene bolsillos”. Es cierto lo que dijo el Papa, Jalil es multimillonario, casi como el Rey Midas que todo lo que tocaba se transformaba en oro, bueno acá es oro y litio y Jalil vive para eso. Nos preguntamos ¿Para qué? La mortaja no tiene bolsillos y la ausencia de amor es el infierno. No hay dudas que todos los recursos van para la pareja gobernante -Taritolay y Reales- y estos actúan como proveedores exclusivos de la empresas mineras, generando incumplimientos de los deberes de funcionario y un enriquecimiento ilicito que nadie va a investigar en Catamarca. Imaginense que asesinaron un ministro y a punto estuvieron de cremar el cuerpo por muerte natural, ¿Y van investigar a funcionarios por sus incumplimientos o por enriquecimiento ilicito? No, eso no está en los manuales del Poder Judicial de la corporación Saadi, Corpacci & Jalil y Cía. Al contrario, todos están nombrados y condicionados a represalías, para lograr la impunidad. Como puede apreciarse el sistema es perverso y nos lleva a la ruina.

Norma Reales, ausente sin aviso

Norma Reales hizo un video de campaña y todo lo que prometió fue un verdadero rosario de promesas y mentiras. No cumplió ninguna, porque se encarnan con el poder y lo hacen para encajar en el sistema de corrupción armado desde la misma gobernación, como proveedores exclusivos, para ganar dinero espurio como embajada del soborno y la dadiva según sea el caso y las la circunstancias, frente a la fiebre del litio u oro blanco, que ha desatado la demanda mundial de un mineral considerado escaso para las pretensiones de los países industrializados y que con el cual America Latina profundiza la brecha entre gobernantes y el pueblo, que cada día luce más agobiado. ¿Estará al tanto el Papa Francisco de la violación sistemática de los derechos humanos en Antofagasta de la Sierra?

Toda esa ambición desmedida e inaceptable, contrasta con las postergaciones que sufren los ciudadanos y el pueblo en general, que agoniza por los padecimientos sociales a los que está sometido, por el mal trato, falta de infraestructura escolar (estufas, baños dignos), por la corrupción, por la falta de agua potable y otros servicios públicos escenciales como energía electrica subsidiada y el Internet; contaminación ambiental y el menoscabo de los derechos indígenas consagrados en la Constitución Nacional. La verdad es que la condición humana está degrada y el único responsable de la calamitosa situación es el Gobierno de Raúl jalil.

Si hubiera voluntad política, los 1601 habitantes del Departamento de Antofagasta de la Sierra tendrían una vida digna y cesaría la migración hacia otros lugares.

La cuestión de los derechos humanos en la Argentina es parte de un escabroso relato que no admite ningún tipo de referencia positiva. Es así, porque cuando los gobiernos de signo kirchneristas se refieren a “los derechos humanos” lo hacen con clara intencionalidad política y referencia a la dictadura militar. Todo se circunscribe a ese oscuro período de la historia. Los derechos humanos de la actualidad no están dentro de sus prioridades y la provincia de Catamarca es un claro ejemplo de ese doble discurso, por más que los giles crean que regalar un Rosario o un poncho al Papa haya sido un gran gesto. No, fue una muestra más de su fariseismo exacerbado, recordando quienes eran los fariseos en la Biblia, aquellos que se jactaban del rigor y de la autoridad y luego eludían la ley, especialmente su espiritú. Se rasgaban las vestiduras por sus obras y le hacían la vida imposible a Jesús.

Crimen de Rojas

Y la gota que rebalsó el vaso fue el crimen del Ministro de Desarrollo Social, cometido en sus propias narices y juzgado en los primeros momentos por gente inútil e incapaz puesta adrede por el poder político, por la casta gobernante, la misma de siempre, la que está expresamente preparada para que exista la impunidad, no desde ahora, desde siempre. La impotencia de la familia ante una situación desopilante frente a una muerte violenta, es sumamente penosa. Catamarca está muy mal, se escucha decir en muchos ámbitos, tanto que uno de los principales matutinos del país, como es el Diario la Nación (por el sábado 21/01/23) se hizo eco del asesinato titulando: “Las inquietantes sospechas por el crimen de un ministro que sacuden al poder”, seguida de una larga y estudiada crónica periodística de un crimen con todos los condimentos políticos, por más que el gobierno provincial los quiera disimular. Jalil mutis. No puede no saber, es el gobernador y el muerto era uno de sus ministros, nada menos.

violación de los derechos humanos Raúl Jalil El Papa Francisco el crimen de Rojas

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso